IMG_0753 [caption id="attachment_302" align="aligncenter" width="500"]presentar mi negocio Somniarte y Talentank, la otra empresa que disfrutó de la beca en Lola.[/caption] Empiezo este post entonando un mea culpa. Aunque me dedico a formar a otras personas para que hablen en público y se comuniquen con eficacia, yo también cometo muchos errores en mis presentaciones. En parte, ahí está la gracia: en fallar, medir la dimensión de la metedura de pata y buscar maneras de implementar mejoras. Además, son esos fallos los que luego me permiten traerte artículos como el que estás leyendo ahora mismo.

el sacrificio es un valor Sacrificio. Una palabra que, al menos a mí, me lleva a la imagen de Jesucristo crucificado, dando su vida por sus creencias. O la de Ifigenia, aceptando morir para mantener el liderazgo de su padre, Agamenón. Morir por algo. Dejar de existir para que otra cosa siga existiendo. Renunciar a la vida por otras vidas. No es una perspectiva muy halagadora. Si esto es el sacrificio, a pocos, creo, les gustaría verse en la situación de tener que sacrificarse. Pero… ¿y si el sacrificio fuera otra cosa?

hablarenpublicodivertido No, no me he equivocado con el título del post de hoy. Está bien puesto, aunque no lo creas. Si piensas como yo pensaba antes de aprender a hablar en público, puede que creas que hablar en público es algo que hay que aprender simplemente porque es cada vez más útil a nivel profesional… Pero… ¿pasárselo bien hablando en público? Eso ya es demasiado, ¿no? 

errores de hablar en público Lo sé. No te gusta hablar en público. Lo pasas mal en el momento, cuando te enfrentas a ese público que sabes que te va a juzgar. Y también sufres antes, imaginándote el ridículo que vas a hacer porque no sabes cómo hacerlo o temes cometer los típicos errores de hablar en público. Si odias hablar en público no es porque no seas bueno en ello. Pero probablemente estés haciendo algo mal.