qué expectativas tienes

¿Qué expectativas tienes sobre ti mismo como comunicador?

Antes de que le des al play del vídeo de este martes, quiero decirte algo:

Todo aquello sobre lo que hablo en mis vídeos de Tecomunicas son cuestiones que yo misma he vivido, e incluso vivo, en primera persona.

Todo está basado en mi propia experiencia, de la que intento extraer conclusiones que me sirvan como comunicadora y que luego te puedan ser útiles a ti en tu aprendizaje de comunicación eficaz.

Dicho esto, te dejo con el vídeo de hoy… y luego te cuento más 😉

¿Qué expectativas tienes sobre ti mismo como comunicador?

¿Por qué te contaba que todo aquello sobre lo que hablo en mis vídeos está basado en mi propia experiencia?

Pues porque este vídeo es un muy buen ejemplo de ello. 

Si yo no hubiera vivido lo que cuento en este vídeo, probablemente ni siquiera habría podido grabarlo. No podría hablar de ello, o podría hacerlo desde un marco muy teórico, pero no conectaría realmente con lo que estoy diciendo y tampoco tú lo harías.

Te pregunto qué expectativas tienes sobre ti mismo en unos días en los que yo estoy intentando hacerme muy consciente de las expectativas que tengo sobre mí misma.

Y no sólo de las expectativas que tengo de mí como comunicadora, sino de todas ellas: las expectativas como mujer (como cuento en el vídeo), como profesional, como emprendedora y, por encima de todo, como persona con una red de relaciones (amigos, familiares, conocidos, etc.).

Leer el libro de Brené Brown del que te hablo en el vídeo me está ayudando a darme cuenta de las expectativas (en muchas ocasiones desmesuradas) que tengo sobre mí misma en todas y cada una de mis facetas.

Y me he dado cuenta de que, cuando las expectativas que tienes sobre ti mismo son inconscientes o poco realistas, sólo puedes caer en la frustración y en la vergüenza.

Caer en la frustración es lo que me ha pasado a mí cuando he comprobado que no podía llevar el ritmo de trabajo que estaba manteniendo. Por eso he decidido rebajar el número de publicaciones semanales de 2 a 1. Si eres suscriptor de Tecomunicas, ya sabías esto.

En el caso de la comunicación ante la cámara, si tienes expectativas de ser un crack del vídeo nada más empezar tu andadura audiovisual acabarás, probablemente, con una vergüenza tremenda a grabarte en vídeo que te impedirá continuar aprendiendo y superándote cada día.

Por eso es esencial que, de vez en cuando, revises qué expectativas tienes sobre ti mismo, ya no sólo como comunicador, sino en todas las facetas de tu vida.

Pienso que la revisión de expectativas es uno de los mejores antídotos contra la vergüenza. En eso estoy yo ahora, y me está viniendo muy bien 🙂


Espero que el vídeo de hoy te haya resultado inspirador y que te sirva para avanzar en tu aprendizaje como comunicador. Ahora los comentarios están abiertos para que me cuentes si has descubierto qué expectativas tienes sobre ti mismo, y si alcanzas a imaginar cuáles crees que podrían beneficiarte más.

¡Gracias por estar ahí!

Irene
irene@tecomunicas.com

Apasionada de la literatura, especialista en copywriting y storytelling. Comunicadora nata. Quiero que te vuelvas a enamorar de tu negocio literario y lo haré poniendo mis herramientas a tu servicio para que aumentes tus ventas y consigas clientes recurrentes.

5 Comentarios
  • Irene
    Publicado a las 23:06h, 03 febrero Responder

    LLenamos nuestra «mochila» de expectativas demasiado altas…

    TeComunicas.com es mucho más que un blog de comunicación 😉

    Gracias por todo Irene.

    Voy a pensar sobre mis expectativas como comunicadora y te comento!!! Un abrazote

    • Irene
      Publicado a las 12:55h, 06 febrero Responder

      Hola bonita!

      Pues sí, ya me contarás! Yo soy la primera que tiene que sacudirse las expectativas, pero lo importante es darnos cuenta de que están ahí…

      Un abrazo fuerte!

      Irene

  • Sara
    Publicado a las 19:14h, 07 febrero Responder

    Hola Irene!

    100% de acuerdo con el mensaje de tu post. Es cierto, y yo también me incluyo, en tener unas expectativas demasiado altas, que son tan exigentes que al ver el resultado nunca te satisfacen y, por tanto, te frustras. Es esencial rebajarlas y poner expectativas acorde con lo que podemos alcanzar, así nuestra confianza en nosotros mismos mejora y no nos frustramos 🙂

    Un abrazo!

    • Irene
      Publicado a las 08:13h, 08 febrero Responder

      Hola Sara!

      Pienso igual que tú. No se trata de conformarnos con un nivel inferior al que podemos alcanzar, pero sí de darnos cuenta de si nos estamos pasando un poco en lo que esperamos de nosotros mismos. Para mí, la palabra clave sería CONCIENCIA.

      Un abrazo!

      Irene

  • ¿Por qué tengo miedo escénico? - TeComunicas
    Publicado a las 08:44h, 22 marzo Responder

    […] y de inseguridades personales. A veces también lo generas cuando mantienes sobre ti mismo unas expectativas demasiado altas para tu nivel […]

Publica un comentario