¿Qué es lo primero que piensas cuando te dicen que vas a tener que hacer una presentación en público? Puede que tu diálogo interno sea: Lo voy a hacer mal, me pondré nervioso, me sudarán las manos, me quedaré en blanco, los demás se llevarán una impresión...

Que tire la primera piedra quien no haya pretendido venderse alguna vez gritando a los cuatro vientos "¡¡¡EH, MÍRAME!!!, yo soy el mejor, ¡¡¡CÓMPRAME!!!". Cuando empiezas con tu negocio estás ansioso por hacer lo que te gusta y recibir una recompensa económica por tus servicios. Estás seguro...